J.B. Lenoir, fallecido el 29 de abril de 1967

Quienes apenas llegan a conocer el considerable legado de este artista, siempre se cuestionan acerca del género de este músico, sobretodo después de escuchar sus grabaciones inclinadas hacia el rock. El alto rango vocal que Lenoir podía alcanzar es engañoso, pero igualmente es un elemento muy particular para su música. Su tema “Eisenhower blues”, una interpretación con un alto contenido político, le causó toda clase de repercusiones negativas en el año 1954, tanto así que el sello Parrot la retiró rápidamente del mercado y la reemplazó por una menos controversial llamada “Tax paying blues”.
J.B., como era popularmente conocido, creció bajo la tutela de Blind Lemon Jefferson, quien le enseñó a tocar la guitarra. Lightnin’ Hopkins y Arthur Crudup también son citados como influencias tempranas. Lenoir pasó buena parte del tiempo en Nueva Orleans antes de llegar a Chicago a finales de los años 40. Los sonidos boogie fueron parte integral dentro de su rutina, a pesar de que su primer sencillo para Chess, “Korea blues”, fuera otra tajada de sus comentarios tópicos. Desde 1951 hasta 1953, J.B. grabó varias veces para JOB en compañía del pianista Sunnyland Slim, el baterista Alfred Wallace y el saxofonista J.T. Brown.
J.B. Lenoir grabó en 1954 “Mama talk to your daughter”, su pieza más conocida y de la cual se han realizado más versiones, para el sello Parrot. El catálogo de Lenoir para Parrot entre 1954 y 1955, al igual que el de Checker entre 1955 y 1958, contenía interpretaciones interesantes como “Don’t touch my head”, tema lleno de un humorismo desafiante, en el cual detallaba su nuevo peinado.
Su sonido era único: saxos, generalmente Alex Atkins y Ernest Cotton, se movían al unísono con la guitarra que estaba enfocada hacia el boggie, mientras el baterista Al Galvin marcaba un ritmo rudimentario en un punto donde todos coincidían.
Algunos sencillos para Shad en 1958 y para Vee-Jay, dos años más tarde, mantuvieron el nombre de Lenoir en el ojo público. Su música estaba creciendo sustancialmente para la época en que fue enganchado por USA Records, año 1963 con el que grabó como J.B. Lenoir & His African Hunch Rhythm. Publicó dos álbumes acústicos para el promotor alemán Horst Lippman en 1965 y 1966: “Alabama blues” y “Down in Mississippi”, bajo la supervisión de Willie Dixon, en los cuales J.B. fue libre para elaborar todo lo que tuviera en mente.
Para la época de su muerte, 1967, Lenoir se había trasladado al campo, a la población de Champaign en el estado de Illinois. Allí falleció el 29 de abril, probablemente como consecuencia de un accidente automovilístico que tuvo 3 semanas antes.
Un guitarrista con un alto rango vocal, único en el blues, que además podía expresar el mismo sentimiento al interpretar una guitarra eléctrica a alta velocidad que al tocar una acústica lentamente. J.B. Lenoir representa, con su poética musical, el punto más alto alcanzado por el blues en cuanto a contenido social se refiere.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s