Crossroads – La encrucijada

Fue grato ver de nuevo “Crossroads”. Creo que por lo menos hace diez años la vi y tuve la misma sensación de alegría que en ese momento. Esta cinta se ha convertido en una suerte de película de culto para nosotros los amantes del blues.

Eugene (Ralph Macchio) que desea ser músico de blues y descubre que hay una canción inédita de Robert Johnson. Busca a Willie Brown (Joe Seneca), recluido en un hospital, y le cuenta su descubrimiento. El viejo Brown accede a ayudarlo pero con la condición de que lo saque de donde está encerrado y lo lleve hasta el Mississippi. Juntos pasan por algunas aventuras hasta llegar a la zona donde nació Brown. Allí Eugene descubre que Robert Johnson nunca dejó canciones inéditas y que el propósito del viejo músico al volver al delta del Mississippi era tratar de romper su pacto con el diablo, firmado cuando era joven en un cruce de caminos.

Aunque no es un filme con mucha técnica, logra su objetivo de entretener. La música, algunos bailes que vemos, realmente llegan al corazón particular que tenemos los bluseros y poder ver en escena, aunque sea por algunos segundos, a leyendas como Frank Frost, pagan todo. La forma en que el director juega con los flashbacks, poniéndoles en pantalla en blanco y negro, obliga inevitablemente a recordar a Robert Johnson, Charley Patton, Willie Brown y Son House, los grandes del delta-blues.

La película no deja nada de lado, jugando con ese cruce de caminos que tienen el blues y la hechicería. Siempre se tiene presente el pacto con el diablo, todo un mito de la imagenería blusera, y los amuletos de buena suerte, como el mojo hand que le entrega Brown a Eugene antes del duelo de guitarras. Así mismo encontramos la imagen del “hobo”, de los vagabundos músicos que caminaban y caminaban haciendo auto-stop para trasladarse de un pueblo a otro para tocar su música y darse a conocer.

De las cosas particulares que tiene la película está ese duelo de guitarras entre Eugene y Jeff Butler (Steve Vai), que obviamente gana el primero cuando decide interpretar un blues aplicando las técnicas de la guitarra clásica, conjugándolas con Mozart.

Y ni hablar de la música, escrita e interpretada por Ry Cooder. Blues del bueno, un recorrido por el blues acústico, con versiones de algunos clásicos, más la participación de Sonny Terry, encargado de doblar la armónica que interpreta Joe Seneca en la película. 

Vale la pena ver esta película, digna representante del blues en el cine.

Crossroads. Director: Walter Hill. Reparto: Ralph Macchio, Joe Seneca, Jami Gertz, Robert Judd, Steve Vai. 100 min.1986.

One thought on “Crossroads – La encrucijada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s