Lowell Fulson, fallecido el 6 de marzo de 1999

Lowell Fulson grabó cualquier tendencia de blues imaginable. El blues urbano sofisticado, duetos rústicos de guitarra con Martin, su hermano menor, algunos elementos de funk que lo llevaron a los listados en los años 60 y hasta un cóver de los Beatles. Claramente este guitarrista, activo durante más de medio siglo, no tuvo nunca miedo a experimentar.  Tal vez por eso sus discos siempre fueron muy vitales y satisfactorios, lo cual lo hace permanecer como un eterno innovador.

Expuesto al swing del oeste, interpretado por Bob Wills, y también al blues durante su juventud en Oklahoma, Fulson se unió al guitarrista Texas Alexander en 1940, realizando una gira de dos meses con este veterano músico. En 1943 fue llamado a prestar servicio militar en la armada de Estados Unidos, finalizando en 1945. Regresó a Oklahoma y luego viajó a California, específicamente a Oakland, donde grabó sus primeros discos de 78 para el productor Bob Geddins. Al poco tiempo ya se encontraba frente a su propia banda, grabando para sellos como Big Town, Gilt Edge, Trilon y Down Town.

En 1948 Fulson firmó para el sello Swing Time y los éxitos comenzaron a llegar, gracias no solo al sonido de su guitarra sino también a la solidez que le daba al sonido la presencia del piano interpretado por Lloyd Glenn, y del saxofón, interpretado por Earl Brown. Fulson realizó muchas giras desde entonces y a su banda alcanzaron a llegar el pianista Ray Charles y el saxofonista Stanley Turrentine. En 1954 el guitarrista firmó un largo contrato con Chess. Su primer sencillo se convirtió en un clásico del blues: “Reconsider Baby”, grabado en Dallas con una sección de saxofones que incluía a David “Fathead” Newman y a Leroy Cooper.

“Reconsider baby” es, tal vez, el mayor éxito de Lowell Fulson. Ese tema se ha convertido en un eterno cóver y lo hemos escuchado en diferentes voces, desde Eric Clapton hasta Elvis Presley, quien lo grabó en 1960, justo después de salir del ejército.  Pero luego de su otro éxito “Loving you”, las siguientes grabaciones no lograron encontrar eco dentro del público. Lo desconcertante era que el trabajo de guitarra y la voz de Fulson eran mucho más efectivos que antes.

En 1962 Fulson deja a Chess y firma con Kent Records, sello con base en Los Ángeles. “Black nights” y “Tramp” se convirtieron en sus primeros éxitos luego de una década, los cuales llevaron al guitarrista nuevamente al estrellato y muchas figuras del blues comenzaron a hacer sus propias versiones de esos temas al poco tiempo de que Fulson los lanzara.

A estos temas con Kent siguieron algunos con poco alcance, antes de que el Fulson se uniera con Stan Lewis en Jewel Records. Aunque fueron pocos los éxitos, Fulson nunca estuvo ausente por mucho tiempo de las grabaciones ni de los escenarios, hasta 1997 cuando sus problemas de salud lo llevaron forzosamente al retiro, la cual se fue deteriorando hasta la muerte el 6 de marzo de 1999, pocas semanas antes de su cumpleaños 78.

Pocos bluesmen han logrado permanecer con un sonido contemporáneo de la forma en lo hizo Fulson durante más de cinco décadas. Pocos han logrado hacer una contribución tan masiva al idioma del blues.

Audio: Lowell Fulson – Reconsider Baby

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s