Professor Longhair, fallecido el 30 de enero de 1980

Comenzó a ser reconocido casi una década después de su muerte como uno de los fundadores del rhythm and blues de Nueva Orleans y también como una de sus principales figuras. Sin embargo, Roy Byrd tuvo, en un momento de su larga carrera, que barrer los pisos de una tienda de discos para tener dinero y comer algo.
Su regreso a la música fue impresionante. Un piano rockero y rumbero al mismo tiempo, mezclado con su voz desafinada, fueron el sello de la leyenda que dio un toque caribeño al blues, siendo uno de los grandes pianistas que ha dado Nueva Orleans, lista que integran Fats Domino, Huey Smith, Allen Toussaint y Dr. John, entre otros.
Fess creció con sus amigos bailando tap en la calle Bourbon, siendo marcado musicalmente por artistas como Sullivan Rock, Kid Stormy Weather y Tust Washington, aunque el dio su propio concepto a la música. Comenzó su carrera en 1948, ganando allí su apodo debido a su pelo hirsuto.
Grabó por primera vez en 1949 para el sello Star Talent. Fueron cuatro temas con su banda The Shuffling Hungarians. Algunos problemas de la casa disquera hicieron que estas grabaciones no llegaran al mercado pero en 1950, sus sesiones para Mercury produjeron su primer gran éxito: “Bald Head”.
El pianista hizo grandes grabaciones para sellos como Atlantic, Federal, Wasco, siendo 1953 uno de los años más importantes, pues fue en ese año que llegaron temas inmortales como “Tipitina”, “In The Night” y “Ball The Wall”.
Luego de recuperarse de un infarto, Professor Longhair volvió en 1957 con “No Buts No Maybes” y en 1959 creó “Go To The Mardi Gras”, tema que se convirtió en el himno del carnaval de Nueva Orleans, que se celebra el martes anterior al Miércoles de Ceniza, y que este año será el 16 de febrero.
Además del éxito con “Big Chief”, los años 60 no fueron de mucho encanto para Fess, quien terminó abandonando el piano. Sin embargo en 1971 retornó al camino de la música con su presentación en el Jazz & Heritage Festival, grabando una gran cantidad de discos en esa década, la cual cerró con el que es considerado su mejor trabajo “Crawfish Fiesta”, para el sello Alligator.
Professor Longhair apareció triunfante en la serie de conciertos Soundstage, presentada por la televisión pública de Estados Unidos, vio como un grupo de fanáticos compraba un bar en Nueva Orleans y lo bautizaba “Tipitina”, en honor a su famosa canción, y coprotagonizó un documental llamado “Los pianistas rara vez tocan juntos”, que se convirtió en un homenaje póstumo, pues murió en medio de las grabaciones.
Fess se acostó a dormir el 30 de enero de 1980 y nunca despertó. Un infarto en la noche acabó con la vida de una de las grandes estrellas de la música de Nueva Orleans, cuya música sigue sonando, permitiendo que su espíritu permanezca en cada rincón de la ciudad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s