Paul deLay, fallecido el 7 de marzo de 2007

Paul deLay se caracterizó en el blues contemporáneo por su originalidad al momento de interpretar la armónica, llegando en la década de 1980 a refrescar la escena del blues en la costa oeste de Estados Unidos, siguiendo los pasos del guitarrista Robert Cray. El sonido blues de su armónica cromática, al que le sumó algunos rasgos del swing y del jazz, fue el elemento principal por el que se destacó.
DeLay nació el 31 de enero de 1952 en la ciudad de Portland, Oregon, pero creció en Milwaukee. Su familia era muy inclinada hacia la música y fue gracias al clásico “Good Morning Little Schoolgirl”, interpretado por Paul Butterfield, que DeLay quedó enganchado por la armónica. Eso fue a los 8 años de edad. A partir de ese momento empezó a investigar y a escuchar a los grandes del instrumento, como Big Walter Horton o Little Walter Jacobs, George “Harmonica” Smith y Charlie Musselwhite, quienes dejaron gran influencia en su sonido. Además intentó tomar clases de piano, guitarra y batería pero desistió, luego de darse cuenta de que fue la armónica quien le había hecho el verdadero llamado a convertirse en músico.
En la década de 1970 formó la banda Brown Sugar y en 1978 lideró la agrupación bajo su propio nombre, The Paul deLay Band. Con este grupo hizo varias giras a lado de figuras como el pianista Sunnyland Slim o el guitarrista Hubert Sumlin, concentrando sus esfuerzos en desarrollar un sonido propio, además de un estilo de composición que se alejó de los lugares comunes.
The Paul deLay Band grabó cuatro discos con su propio sello: “Teasin’”, “American Voodoo”, “The Paul deLay Band” y “Burnin’”. El grupo estaba constantemente de gira pero encontró en el alcoholismo de su líder uno de sus mayores problemas. Cuando empezó a dejar de beber, su adicción se cambió hacia la cocaína. Debido a su consumo de drogas fue encarcelado, bajo el cargo de tráfico de estupefacientes, y pasó tres años en la cárcel, los cuales aprovechó para componer canciones y liberarse así de su mal. Cuando obtuvo la libertad, grabó varios discos en los que se notó su don único para narrar historias y un natural sentido del humor que han hecho de sus composiciones algo notable. A eso se suma, obviamente, su talento para la voz y para la armónica.
Durante los años 90 y parte de la primera década del siglo 21, The Paul deLay Band fue una de las grandes atracciones en los principales festivales de blues en el mundo entero. El 7 de marzo de 2007, Paul deLay murió de insuficiencia renal y hepática, generadas por una leucemia recientemente diagnosticada. Tres meses después de su muerte, apareció “Last of the Best”, una colección de temas en vivo.

Un comentario en “Paul deLay, fallecido el 7 de marzo de 2007

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s