Tommy Johnson (1896 – 1956)

Al lado de Son House y Charley Patton, no hay otro artista más importante en el desarrollo del Delta Blues antes de Robert Johnson que Tommy Johnson. Armado con una voz poderosa, que podía pasar fácilmente de un sonido gutural a un falseto, y un estilo de guitarra que dictó los lineamientos del Delta, Johnson solo grabó durante dos años, entre 1928 y 1930, pero dejó un legado que es difícil de ignorar.
Pero si la música de Tommy Johnson no puede pasar desapercibida, su leyenda tampoco. Las historias acerca de sus conciertos, en los que tocaba la guitarra por detrás de su cuello, mientras gritaba su blues más puro durante horas hacen parte de ella. Su desmedido gusto por las mujeres y por el alcohol, que tantos problemas le causó también se incluye pero tal vez el aspecto más relevante es el pacto con el diablo en el cruce de caminos, mito que Tommy Johnson usó mucho antes que Robert Johnson para explicar cómo había adquirido sus habilidades.
Ahora viene la música de Johnson. Su “Cool Water Blues” llegó al éxito en los años 50 a través de Howlin’ Wolf, uno de sus primeros admiradores, quien lo transformó en “I Asked For Water (She Brought Me Gasoline)”. Otra de sus piezas, “Maggie Campbell”, incluyó una progresión de acordes que fue usada por muchos músicos, incluyendo contemporáneos suyos como Charley Patton y Robert Nighthawk. Dos de sus mejores canciones han sobrevivido a los tiempos modernos: “Big Road Blues” y “Canned Heat Blues”, oda al alcohol que sirvió para bautizar a la gran banda de blues-rock de California, Canned Heat.
Tommy Johnson nació en 1896 en la plantación George Miller, ubicada en Hinds County, Mississipi. En 1910 su familia se mudó a Crystal Spring, donde Tommy aprendió a tocar guitarra gracias a su hermano mayor LeDell. A los 16 años de edad, Johnson escapó de su casa y se convirtió en músico profesional, tocando en las calles por algunas monedas. Para finales de su juventud, Tommy Johnson tocaba con las estrellas locales Charley Patton, Dick Bankston y Willie Brown, sembrando las semillas de lo que posteriormente germinó como el Delta Blues. Aparentemente a Johnson no le interesaba promocionarse como músico, pues la mayor parte de su vida tocó el blues simplemente para poder ingerir alcohol. Grabó sus primeros discos para el sello Víctor en Memphis, en el año 1928, los cuales irrumpieron con fuerza en la zona, inspirando toda una serie de artistas a grabar también como el caso de Howlin’ Wolf, Houston Stackhouse, Boogie Bill Webb o K.C. Douglas, entre otros.
Johnson grabó otras sesiones en 1930 para Paramount, gracias a las maniobras realizadas por su amigo Charley Patton. Luego el alcoholismo empezó a pasar su cuenta de cobro y Tommy vio sus talentos reducidos a lo más mínimo. Trabajó en shows de medicina con Ishmon Bracey pero se le vió mucho más en los juke-joints y en las fiestas de baile. El 1º de noviembre de 1956, Johnson estaba tocando en una fiesta casera cuando sufrió un infarto fulminante, tal vez la manera exacta en la que quería morir. Si la historia del pacto con el diablo fue algo cierto o simplemente era una forma que usó Johnson para ganar interés, es extraño que esté enterrado en el cementerio de la iglesia metodista de Crystal Springs. Tal vez se arrepintió al final de sus días pero hay cosas del blues que nunca se podrán saber.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s