Big Bill Morganfield – Bloodstains On The Wall (Black Shuck Records, 2016)

Demasiada sangre se ha regado en las calles en los últimos años y sobre ese tema nos quiere abrir los ojos Big Bill Morganfield, el hijo de Muddy Waters, en su nuevo disco “Bloodstains On The Wall”. El parecido entre la voz de Big Bill y la de su padre es misterioso, especialmente desde que Morganfield ha aprendido a relajarse y pemitir que esa voz resuene en su interior, y además está su trato con muchos de los grandes del blues de Chicago que conocieron a Muddy Waters. “Bloodstains On The Wall” nos ofrece un ambiente que recrea, muy verazmente, el sonido de las grabaciones en los viejos estudios de Chess Records, con Morganfield deleitándose con el slide haciendo eco de la maestría de su padre y unas letras que se van moldeando a la medida de las viejas canciones de Muddy, actualizandolas con el acompañamiento de sonidos electrónicos. Tal vez esto haga que muchos seguidores del blues se alejen de una producción de este tipo, pero en palabras de Big Bill Morganfield, estos son elementos que la música necesita para hacer la transición hacia la audiencia juvenil negra en Estados Unidos. La vida está en constante cambio y así como en la época dorada del blues de Chicago, Muddy Waters y sus contemporáneos cantaban sobre los difíciles momentos que vivían, su hijo Big Bill Morganfield retoma ese legado para recordarnos que cada persona significa algo y, por lo tanto, cada vida cuenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s