LOS MEJORES DISCOS DE 2017 (1)

Con cada año nuevo que llega, es tradición compartir con ustedes el listado de los que a mi juicio fueron los mejores discos del año que se terminó. Como siempre, fue muy difícil hacer la selección pues llegó material de gran calidad y buena parte se alcanzó a reseñar y a emitir en el programa de radio. Se quedan algunos por fuera con seguridad pues el 2017 fue un año muy movido, con presencia intermitente en el blog y en las ondas pero, bueno, con lo que tengo a mano les dejo mi selección de los 30 mejores discos del año pasado, aclarando que no están en ningún orden. Esta es la primera entrega:

John Mayall cumplió 83 años de edad en noviembre del año pasado y sigue con mucha salud y mucha energía, avanzando siempre con su música, a la que considera una forma artística vital y estimulante, si se toca con la gente adecuada. “Talk About That” es el nuevo disco de Mayall en el que confirma que está con los compañeros correctos: Rocky Athas en la guitarra, quien se retiró poco después de las sesiones de grabación; Greg Rzab en el bajo y Jay Davenport en la batería. “Talk About That” consta de 11 canciones, ocho de ellas originales, en las que además de los músicos mencionados hay un trío de vientos que les da mucho sabor a Nueva Orlenas y Memphis. En un par de temas aparece el legendario guitarrista Joe Walsh, recordando a muchos de los grandes intérpretes del instrumento que han pasado por las filas de las bandas de Mayall, como Eric Clapton, Peter Green, Walter Trout o Coco Montoya. El álbum en su totalidad tiene sentido, las canciones son muy bien logradas y algunos las consideran como lo mejor del trabajo de Mayall en muchos años, tienen un sonido muy respetuoso y cargadas de pasión. John Mayall siempre ha estado presente pero este nuevo disco suena a un regreso a sus grandes épocas.

El legendario guitarrista Elvin Bishop, miembro fundador de The Paul Butterfield Blues Band, llega con “Big Fun Trio”, nueva producción con un nuevo sonido que se antoja más íntimo pero lleno de diversión, que según algunos críticos, tiene las mejores ideas de toda la carrera del músico. Al lado de Bob Welsh en el piano y Willy Jordan en la percusión, Bishop ofrece cuatro temas originales, tres coescritos con sus compañeros de banda y cinco versiones muy bien elegidas, que combinan con el espíritu de la producción. El ambiente de diversión lo aumentan las apariciones de Kim Wilson, Charlie Musselwhite y Rick Estrin en las armónicas, lo que le da al oyente la satisfacción garantizada. Sin descuidar sus raíces y su característico sonido down-home blues, este hijo de granjeros, próximo a cumplir 75 años de edad, nos muestra que ha llegado a un momento de su vida en el que lo único que le importa es pasarla bien, de ahí el nombre del disco y de su nueva banda.

Cada año, el sello alemán Ruf Records ofrece un espectáculo llamado Blues Caravan, en el que reune a tres importantes artistas de su catálogo que cuentan con un elemento en particular. Hace algunos años fue Girls With Guitars, con Samanta Fish, Cassie Taylor y Dani Wilde, formula que repitió en 2015 con Eliana Cargnelutti, Sadie Johnson y Heather Crosse. El año pasado la caravana del blues fue liderada por The Blues Sisters: Ina Forsman de Finlandia, Tasha Taylor de Estados Unidos y Layla Zoe de Canadá, cuyo factor común es la voz. El álbum fue grabado durante la presentación del trío en el Hirsch Club de Nürnberg, Alemania, el 22 de febrero de 2016, con tres poderosos sets individuales en los que cada cantante ofreció lo mejor de sus canciones originales más algunas versiones ajustadas a su estilo, para cerrar como es costumbre con las tres vocalistas unidas en el escenario dando un gran abrazo al público que asistió a ese concierto, cuya atmósfera puede sentirse tanto en el CD como en el DVD que Ruf Records ha editado. La caravana del blues no se detiene y para 2017 ya está rodando con Blues Got Soul, en el que participan Vanessa Collier, Big Daddy Wilson y Si Cranstoun. Seguramente en un año estaremos hablando aquí de ese concierto.

“Meeting My Shadow” es el segundo disco de la saxofonista Vanessa Collier, una producción en la que muestra que ha llegado su hora de entrar con fuerza en la escena musical. Las 11 canciones que integran este álbum son un encuentro con su pasado, su presente y su future, hablando de los triunfos y los retos de la vida como forma de rendir tributo al espíritu de la tradición del blues. Además hace una reflexión sobre su cultura, que ha caracterizado por la perseverancia y su empoderamiento. En esta producción es notoria la versatilidad y creatividad de Vanessa Collier, cualidades que han sido influenciadas por su trabajo en la banda del guitarrista Joe Louis Walker y que en la grabación de “Meeting My Shadow” fueron potenciadas por la guitarrista Laura Chávez, quien se convirtió en un gran soporte para que Collier se soltara con tranquilidad por el blues, el soul, el funk, el gospel y el rock.

Mientras que Tinariwen va ampliando su presencia en el mundo, en su patria el círculo se va cerrando y por segunda ocasión no pueden grabar un disco en Malí. “Elwan”, elefantes, es un nuevo álbum registrado en el exilio: Francia, Marruecos y Estados Unidos. “Elwan” es un viaje constante en medio de los recuerdos de los mágicos desiertos donde solían vivir los integrantes del grupo, convertidos ahora en zona de conflicto desde la llegada del régimen islamista que decretó que la música popular era la música del diablo y decidió callar las emisoras, obligando a los artistas a huir. “Mi gente ha abandonado sus tradiciones y todo lo que queda es una tierra que gime, llena de ancianos y de niños”. “Elwan” está lleno de letras agridulces se ofrecen como verdad al evocar una territorio que se ha perdido llevándose vidas y sueños, pero a la vez se muestran llenas de esperanza, amor y motivación procurando la unión de los pueblos.

El nuevo disco de la cantante Rhiannon Giddens se llama “Freedom Highway” y, tal como lo dice su nombre, es un camino hacia la libertad: la de Giddens, que muestra toda su madurez como compositora, y la de la comunidad negra en Estados Unidos, pues es un recuento de su historia llena de pecados, penas y amarguras pero a la vez llena de resiliencia. A través de nueva canciones originales, una canción tradicional y dos canciones de la época de la lucha negra por los derechos civiles, la exintegrante de Carolina Chocolate Drops hace un retrato de la experiencia negra en Estados Unidos con temas personales y políticos que mezclan cuestiones históricas que no han perdido vigencia, haciendo caer en la cuenta de que la protesta que se hacía a través de las canciones hace 200 años, todavía está vigente. “Freedom Highway” es un disco crudo y mucho más personal que el anterior, grabado en cabañas de madera construidas antes de la guerra civil estadounidense, que une el presente con un pasado que no ha cambiado pero que busca dar la energía vital para lograr una transformación.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s