Watermelon Slim – Traveling Man (Northern Blues Music, 2020)

Watermelon Slim - Traveling Man (2020)

No recuerdo cuándo fue la primera vez que escuché a Watermelon Slim, estoy seguro de que fue hace más de una década y que su sonido crudo, muy parecido al Delta blues original, me enganchó de inmediato. Slim ha publicado 14 discos en su carrera, 9 para su actual sello Northern Blues, pero este último “Traveling Man” es el que más se asemeja a lo que ha sido su vida. Recordemos un poco, ex combatiente de Vietnam resultó herido en la guerra y en el hospital aprendió a tocar la guitarra escuchando discos de Mississippi Fred McDowell. Su primer disco se publicó en 1973, tenía un contenido antibélico. Después se dedicó a distintos trabajos, fue granjero (cosechaba sandías, de ahí su apodo), cocinero, representante de ventas, culminó estudios de historia y periodismo, y su última profesión conocida, antes de dedicarse de lleno a la música, fue conductor de camión. Así fue adquirió un sentido riguroso de la observación, lo que le permitió componer la mayoría de sus canciones en los momentos de descanso luego de largas jornadas detrás del volante. “Traveling Man” es la visión real de lo que es Watermelon Slim, es el retrato vivo de un músico crudo, curtido en el blues, que combina la autobiografía con lo que ocurre en el exterior para contar historias, en un sentido muy clásico del blues, pero con la modernidad encima debido a las letras de las canciones. Como dice “Holler #4”, canción que cierra el primero de los dos discos de “Traveling Man”: “You know I’m singing this songa ll by myself / Lord, I don’t need no band”, encontramos a Watermelon Slim con sus guitarras resonadoras y su armónica, solo frente a un público que queda amarrado desde la primera nota que emite. Slim es un gran personaje que sabe cómo entretener, por eso no es raro que arranque sus canciones con anécdotas o que en medio de la interpretación se acuerde de algún hecho relacionado y empiece a contarlo sin perder el hilo de la música.  “Traveling Man” tiene 18 canciones grabadas en 2016 mezclando temas originales con composiciones de Mississippi John Hurt, Howlin’ Wolf y Muddy Waters. Quienes ya conocemos a Watermelon Slim, este disco es un deleite completo. Si es la primera vez que lo escucha, déjese llevar por este viaje musical con uno de los mejores guías posibles, alguien auténtico, conocedor de la vida que se las ingenia para arropar al oyente de forma particular. Es posible que usted también se convierta en un viajero y decida recorrer los otros mundos de Watermelon Slim.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s