Reverend Freakchild – The Bodhisattva Blues (Treated And Released Records, 2020)

The Bodhisattva Blues” es el álbum número 12 de Reverend Freakchild, un músico que se ha encargado de mezclar su espiritualidad con la música, pero dando un paso más allá de lo que sería un artista de góspel. Reverend Freakchild es heredero directo de la cultura Grateful Dead, de los Deadheads que surgieron en el mítico barrio Haight Ashbury en San Francisco, California, la cuna del movimiento hippie. “The Bodhisattva Blues” es una mezcla eléctrica y acústica de clásicos del blues y el rock más un tema original, en el que participan músicos que tienen alguna conexión con Grateful Dead. El disco no es un homenaje a la gran banda californiana, pero sí busca mucho ese estilo que destacó a la agrupación de Jerry García. El álbum comienza con tres blues famosos: “I can’t be satisfied” de Muddy Waters, “Big Boss Man” de Jimmy Reed y “Little Red Rooster” de Howlin’ Wolf, siendo este el más llamativo por su interpretación con guitarra acústica y piano, alejado del tono eléctrico del original. Después vienen “Friend of the devil”, “I know you rider” y “Black Peter” de Grateful Dead, muy similares a las originales. Posteriormente, Reverend Freakchild ataca con “Yer Blues” de The Beatles, dejando a un lado la sicodelia original e incluyendo una armónica que le da un aire de blues tradicional para cerrar con un trasfondo góspel gracias a Melvin Seals y su Hammond B3. Siguiendo con el mundo Beatle, el reverendo nos trae su versión de “Imagine” mezclándola con el sonido de Lou Reed y “Sweet Jane”, algo realmente emotivo. Luego llega el original “Sweet sweet you” cuya guitarra por momentos recuerda a “Under the bridge” de Red Hot Chili Peppers. Finalmente llega “Dead don’t have no mercy” de Reverend Gary Davis, un dúo entre guitarra acústica y flauta que recuerda a Canned Heat y todo el poder del verano del amor. Para Reverend Freakchild la música es su religión y en cada canción busca la trascendencia: “toco blues y estudio el dharma. En ambos encuentro muchos puntos comunes acera de las fuentes del dolor y el sufrimiento humano”. Si el Bodhisattva es alguien que busca alcanzar la iluminación, no solo para beneficio propio sino por el de todos los seres sintientes, Reverend Freakchild tiene en este disco su fundamento para liberarse del karma y lograr la iluminación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s