Hace un siglo, Mamie Smith nos enloqueció con el blues

MamieSmith

Hace 100 años el blues tomó una nueva dimensión. Gracias a “Crazy Blues”, composición de Perry Bradford grabada por Mamie Smith el 10 de agosto de 1920, se abrió la puerta para que el blues fuera considerado un nuevo género comercial.
Si bien no fue la primera grabación de una canción con apellido blues, fue la primera vez que una cantante negra registraba un tema que fue dirigido exclusivamente para el público negro, población que estaba a la espera de escuchar su propia voz.
Mamie Smith era una cantante de vodevil en Harlem, que para 1920 protagonizaba un espectáculo de Perry Bradford llamado “Made in Harlem”, el cuál tenía una canción llamada “Harlem Blues” que luego se transformó en “Crazy Blues”. Sin embargo, ese no fue el primer registro hecho por Smith.
En febrero de ese año, Bradford sedujo a Fred Hager, propietario de Okeh Records, para que empleara la voz de Mamie Smith para grabar un par de canciones que él había escrito. La designada para registrar esos temas era Sophie Tucker, popular cantante blanca, que se enfermó en ese momento.

A pesar de que Hager recibió comentarios acerca de no grabar con cantantes negros, accedió a hacerlo y fue así como Mamie Smith grabó para Okeh los temas “That thing called love” y “You can’t keep a good man down”, los cuales tuvieron éxito, pero no movieron mucho el mercado que deseaban. Al parecer, el hecho de que Smith fuera acompañada por una banda blanca no llamó mucho la atención en la comunidad negra.
Hay que anotar que para 1920, muchas canciones ya llevaban la palabra “Blues” en su nombre. Por ejemplo, estaban “Dallas Blues” de Hart A. Wand, “Baby Seals’ Blues” de Arthur Seals y “Memphis Blues” de W.C. Handy, siendo el primero de ellos un compositor blanco. De hecho, muchas cantantes blancas, como Sophie Tucker, habían grabado esos temas y otros “Blues” escritos por compositores negros, para el mercado blanco.

El primer registro de una cantante negra con un tema llamado “Blues” fue de Bert Williams, otra célebre artista del vodevil. La canción se llamaba “Unlucky Blues” pero no tenía la estructura de blues que había hecho célebre W.C. Handy.

El sentimiento de Hager hacia Mamie Smith era encontrado. Sus amigos blancos le decían que no siguiera adelante, pero Bradford insistía en que una cantante de vodevil podía interpretar blues y que se podía hacer negocio, indicaba Lawrence Cohn, autor del libro “Solamente blues”.
“Comprarán discos si son grabados por uno de ellos, porque son los únicos que pueden cantar e interpretar jazz de la forma correcta”, comentó Perry Bradford al respecto en su autobiografía “Born with the blues: Perry Bradford’s own story”, haciendo eco a una publicación hecha en octubre de 2016 por el Chicago Defender, periódico dirigido a la comunidad negra, en la que decía que ya era el momento de poner en el mercado las grabaciones de los grandes artistas negros. Esta afirmación la corrobora Angela Y. Davis, la historiadora y militante por los derechos civiles de los negros, en un programa de la National Public Radio acerca de Mamie Smith y el nacimiento del mercado del blues: “Había una clase trabajadora negra con dinero, lista para comprar música que viniera de su propia cultura”.
El 10 de agosto de 1920 Mamie Smith, acompañada por Johnny Quinn y Ernest Elliot en los clarinetes, Dope Andrews en el trombón, Leroy Parker en el violín y Perry Bradford en el piano (aunque se dice que en realidad era Willie “The Lion” Smith), quienes se hacían llamar The Jazz Hounds, entraron al estudio para grabar “Crazy Blues”.

Mamie Smith era una artista versátil peor no era una cantante tradicional de blues. Sin embargo, esta canción llamó mucho la atención y abrió una nueva era para el negocio de la música. En la primera semana tras su llegada al mercado, el disco vendió 10.000 copias y en un mes llegó a la cifra de 70.000. Las ventas de “Crazy Blues” impulsaron a otros sellos disqueros a grabar cantantes negras, comenzando así la era del Blues clásico y los “race records”. Igualmente le dio vida a un movimiento cultural denominado Harlem Renaissance o Renacimiento de Harlem.
De acuerdo con Jas Obercht en “Mamie Smith, first lady of the blues”, “Crazy Blues” podía ser escuchado a través de las ventanas abiertas de las casas de cualquier barrio negro. Obviamente, el éxito de Mamie Smith no solo impulsó las ventas de discos sino también las ventas de fonógrafos, pues los avisos de prensa anunciando las grabaciones de Okeh Records invitaban a comprar el equipo de la máquina patrocinadora.
En palabras de Peter Guralnick en su libro “The Listener’s guide to the blues”, aunque el blues viniera de un ámbito rural, hubo que vestirlo para que fuera consumido.

mamie-smith-her-jazz-hounds-crazy-blues-1920
Pero, además de tener ya ese entorno musical que llamó la atención del público negro, “Crazy Blues” también tenía un componente social en su letra que fue otra razón por la cual fue una canción muy popular: un discurso revolucionario de violencia negra contra la violencia negra.
Perry Bradford recuerda en su autobiografía que su mamá solía cantarle para dormir las canciones que escuchaba de los prisioneros negros a través de las ventanas de la cárcel. Vivió su juventud en el sur de Estados Unidos, lleno de opresión blanca, y llegó luego a Harlem, una especia de tierra prometida, para encontrar la misma situación.
Un año antes de la grabación de “Crazy Blues”, en varias ciudades de Estados Unidos, se había vivido el denominado “verano rojo”, una serie de disturbios raciales entre negros y blancos, en su mayoría soldados que regresaban de la Primera Guerra Mundial, quienes llegaban buscando el empleo que había dejado para ir a combatir y lo habían encontrado ocupado por los negros que habían llegado del sur, motivados por los industriales blancos que no querían que sus negocios cayeran.
Adam Gussow en su artículo “Shoot Myself a Cop: Mamie Smith’s ‘Crazy Blues’ as Social Text”, indica que, aunque “Crazy Blues” comienza con una narrativa romántica de abandono, se transforma en el sueño de una mujer por tomar un arma y matar a un policía.
“I’m gonna do like a chinaman… Got a get some hop
Get myself a gun… And shoot myself a cop”
Esa estrofa es la más reveladora. De acuerdo con Gussow, aquí se toma la tradición o el mito del hombre negro que se enloquece por la opresión racial y decide coger un arma para acabar con cuanto blanco se le atraviese. Aquí se juega mucho con el lenguaje del sur de Estados Unidos. Para los blancos sureños, un negro que se atrevía a enfrentarlos, armado o no, era un “crazy nigger”. Así mismo hace referencia a las drogas, pues el sur, los negros tenían diferentes nombres para las sustancias alucinógenas, en este caso el opio era conocido como “hop”.
La narrativa romántica del abandono, por otra parte, puede ser entendida desde un contexto diferente al maltrato del hombre hacia la mujer, como lo quiere hacer ver la letra.
“I can’t sleep at night… I can’t eat a bite
‘Cause the man I love… He don’t treat me right”
El abandono puede tener dos visiones en este caso: La primera, algo normal que ocurría en esa época, el hombre encontraba trabajo en otra ciudad y no podía llevar a su familia. Esto debía hacerlo por necesidad y así evitar que la policía lo arrestara por vagancia o fuera acusado de algún acto contra alguien blanco (generalmente violar a una mujer) y ser linchado. En este punto está la segunda visión del abandono.
“Sometime I sit and sigh… And then begin to cry
‘Cause my best friend… Said his last goodbye”
“Now the doctor’s gonna do all that he can… But what you’re gonna need is an undertaker man
I ain’t had nothin’ but bad news… Now I got the crazy blues”
Estas dos partes de “Crazy Blues” refuerzan ese concepto de la muerte por linchamiento. El hombre ha dicho su último adiós, la mujer lo ha buscado por todas partes y el consejo que le dan es que busque al enterrador. La pérdida del amante, entonces, se convierte en una posesión por la tristeza que la enloquece y de ahí que quiera tomar venganza (crazy blues = crazy nigger).

bluesb
Después de “Crazy Blues”, Mamie Smith grabó 20 canciones más y participó en varias películas. Realizó muchos conciertos, algunos con lleno total, donde era anunciada como “la popular estrella de color de los fonógrafos”, o como la mujer que “ha hecho más que ninguna otra cantante para popularizar el genio del blues de hoy”.
Crazy Blues” no solo abrió el mercado de los discos para la comunidad negra sino también hizo que el público blanco empezara a apreciar la música de los negros, aunque su cultura hizo una separación particular pues continuó con la opresión, pues no hay otra forma de explicar que, en 1921, Mamie Smith llenó el coliseo de Richmond, Indiana, con capacidad para 2.500 personas, la mayoría blancas, y un año después una convención del Ku Klux Klan hizo lo mismo.
De cualquier forma, sea cual sea la razón por la que “Crazy Blues” fue un éxito, como dice Angela Y. Davis, esta canción abrió el camino para la profesionalización de la música negra, de la industria del entretenimiento negro y para su popularidad.

Referencias

Letra de “Crazy Blues”
“Crazy Blues”
“Crazy Blues”—Mamie Smith (1920) Essay by Ed Komara
In 1920 Mamie Smith’s Crazy Blues paved the way for Black Music
Is Mamie Smith’s ‘Crazy Blues’ The First Blues Record?
Hear the First Recorded Blues Song by an African American Singer: Mamie Smith’s “Crazy Blues” (1920)
Mamie Smith and the Birth of the Blues Market
Music 345: Race, Identity, and Representation in American Music
“Crazy Blues”
Mamie Smith: “Crazy Blues” (OKeh, 1920)Mamie Smith: “Crazy Blues” (OKeh, 1920)
“OH BOY! SHE’S COMING TO RICHMOND”: MAMIE SMITH BRINGS THE “CRAZY BLUES,” 1921
“Crazy Blues” versions
“Shoot Myself a Cop”: Mamie Smith’s “Crazy Blues” as Social Text – Adam Gussow
A song that changed music forever
Record Research 31
Record Research 49
Record Research 57
Record Research 65

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s