Moscato, pizza y Memphis

Tengo que decir que a pesar de que durante mi estadía en Buenos Aires logré entrevistar a varios músicos de blues, no conseguí ningún contacto con alguien de Memphis La Bluesera ni con Manal. Ninguno de los personajes entrevistados parecía tener algún dato acerca de su paradero, era como si hubieran desaparecido. Sin embargo, existía Facebook y a finales de 2009 logré encontrar tanto a Javier Martínez, fundador de Manal, y a Adrián Otero, para esa época ya exvocalista de Memphis.
Con Martínez el contacto fue inmediato pero con Otero se demoró un poco, sin embargo cuando se consiguió, fue muy grato saber que estaba muy contento por dar la entrevista, en particular porque a finales de la década de 1970 había vivido algún tiempo en Colombia.
Finalmente, vía telefónica, tuve la oportunidad de charlar con uno de los iconos del blues en español.

Historias del Blues: ¿En qué año se formó Memphis la blusera y por qué se reunieron?

Adrián Otero: Nosotros en la etapa del colegio secundario, en la adolescencia, nos reuníamos alrededor a un tocadiscos para escuchar los pocos discos de blues que había en Buenos Aires, era muy difícil conseguirlos porque Argentina era un país bastante cerrado a la importación, por lo tanto no teníamos la posibilidad de reunirnos con material discográfico pero sí teníamos siempre alguien que viajaba a Estados Unidos y nos conseguía por ejemplo el disco de Robert Johnson o de Fleetwood Mac con Otis Spann, eso sumado a que leíamos una revista que se llamaba Pelo, donde decía que los Rolling Stones escuchaban a B.B. King y a Muddy Waters y que eran admiradores de ellos, entonces dijimos “Vamos a la fuente. Si a nosotros nos gustan los Rolling Stones y a ellos les gustan estos blueseros viejos, vamos a ir a la fuente”. Y armamos una especie de club y nos reuníamos y éramos fanáticos del blues. Éramos como cincuenta tipos y chicas.
Yo, después que termino el secundario, entro a la universidad y dejo trunca la carrera de Sociología y me voy de viaje por ahí, estuve incluso en Colombia durante ocho meses, eso fue en 1977. Entonces los chicos, mis amigos, cuando terminan el colegio y consiguen sus primeros empleos, se compran sus instrumentos eléctricos y yo, por ejemplo desde Europa, les mandaba canciones.
Las primeras canciones las hacíamos con la guitarra criolla, la guitarra acústica. Ellos se compran los instrumentos eléctricos y en 1978 fundan Memphis. Cuando yo vuelvo a Buenos Aires, en 1981, me incorporo como cantante del grupo y traigo cien canciones.
Ahí comienza nuestra larga trayectoria. Memphis desde el año 78 y yo desde el 81.

HDB: ¿Por qué la banda se llama Memphis la blusera?

AO: Memphis se lo puso Emilio, el saxofonista, por el pianista Memphis Slim, un disco de cabecera, un boggie woogie. También porque en esa ciudad se desarrolló Elvis Presley y es muy importante en la historia del blues.
Yo nunca fui muy afecto a norteamericanizar esta música que la sentía como propia, le adicioné “la blusera” porque me daba un no se qué no españolizarla, no ponerle un término más ligado al español y así salió “blusera” y no “bluesera”.
Ahí comienza nuestra historia. Al principio la cosa estaba bastante espesa, teníamos una dictadura militar represora pero cuando vino la guerra de las Malvinas como que soltaron y se abrieron los primeros locales, los primeros sótanos, y ahí empezamos a tocar en el espectro under.

HDB: ¿Ahí comenzaron a cantar en español o ya lo hacían?

AO: Siempre cantamos en español porque yo llego a la música a través de la letra, porque yo no era músico, yo era escritor. En realidad es lo que soy. Eso y mi carácter extrovertido me hicieron llegar a ser cantante.

HDB: ¿Cuál fue el éxito de Memphis la blusera?

AO: En mis canciones se ve reflejada la gente a través de su personalidad. De haber nacido 20 ó 30 años, hubiese sido un compositor de tangos. Mis canciones reflejan el sentimiento de mi gente.

HDB: ¿Cuáles fueron las canciones más importantes de la banda?

AO: Te podría nombrar una decena de canciones que han marcado nuestro derrotero, como “Moscazo, pizza y fainá”, “La bifurcada”, “Alma bajo la lluvia”… no sé… tengo 170 canciones editadas así que podría nombrar una cantidad… esto ha sido un largo camino, desde los sótanos y saltando dos décadas, hemos llegado a tocar en el Teatro Colón de Buenos Aires con la Orquesta Sinfónica Nacional. El Colón es reconocido en el mundo desde la época en que en Argentina había más vacas que gente. Esto fue un camino arduo, fue luchar contra pavadas o sonseras, porque nosotros nos presentábamos siempre de traje a tocar y esto era un poco antirock.

HDB: ¿Qué caracterizaba un concierto de la Memphis?

AO: En aquel tiempo, en los 80, a nosotros nos seguía un público muy de barrio, muy combativo, donde las hinchadas de fútbol dirimían sus disputas y las chicas venían con minifalda y medias de red, a tal punto que tuvimos que pensar bien hacia donde nos dirigíamos porque ya no podíamos tocar. Esto fue pegar un viraje hacia hacernos populares, salir de los sótanos y entrar a un circuito que nos permitiera vivir de la música, porque ya nosotros después de diez años tocábamos los 30 y algunos de nosotros ya teníamos familia e hijos y todas esas responsabilidades que uno va adquiriendo cuando se va adentrando en la vida. Estábamos en un pico de popularidad en el underground y las empresas comerciales lo notaron enseguida. Fuimos cortina de un programa muy importante acá, de Marcelo Tinelli, muchos años nos utilizó la música de cortina y eso nos dio una popularidad que trascendió el rock, trascendió la música under.

HDB: ¿Cuál fue la principal contribución de Memphis la blusera para el desarrollo del blues en Argentina?

AO: Yo creo que lo hicimos popular y si se habla de blues, se habla de un antes y un después de nuestra performance. Al mismo tiempo estaba Pappo’s Blues, Pappo siempre fue un referente, más grande que nosotros en edad, Pappo marcó el camino y él jugaba entre el heavy meatal cuando hizo Riff y el blues cuando hacía Pappo’s blues, entonces es un personaje que no podemos dejar de nombrar. Nosotros hemos llevado esta música incluso al campo, hemos tocado en fiestas donde el chacarero, el tipo que tiene su tiera hace una fiesta popular como la fiesta del novillo, la fiesta de la cosecha gruesa, la fiesta del poncho, depende del lugar donde se haga. Después nos hemos cruzado al Brasil, al Paraguay, a Uruguay y a Chile con mucho éxito… y ahí quedó. Hemos grabado 14 discos, algunos de ellos doble platino, hemos tenidos nuestros éxitos.

HDB: ¿Cuál fue el momento cumbre de Memphis la blusera?

AO: En la década del noventa. Ya después, entrando en el nuevo siglo, estábamos como solidificados, como impuestos, seguíamos con la misma fórmula y todo esto desencadenó en que tuve yo la necesidad de abrirme, no era feliz.

HDB: Entonces esa es la principal causa de separación de la banda.

AO: Claro. Eran muchos años y no creo que la vida de uno deba estar ligada a ninguna institución o algo por el estilo, la vida debe ser libre y vivirla plena. Yo necesito ahora hacer música desde otro lugar, tengo un legado para dejar por eso me rodeo de músicos jóvenes y les estoy pasando una manera de entender la música, que significa escucharse.

HDB: Tuve la oportunidad de entrevistar a Botafogo y me dijo que usted era de los mejores cantantes de blues que él había visto, me dijo que cuando usted cantaba hasta se podían ver los signos de puntuación.

AO: Me halaga y más dicho por Miguel, que es un maestro de la guitarra. Como refería antes, yo vengo de la literatura a la música, entonces para mí la palabra tiene un sentido que tiene que ver con la rima y las puntaciones, con las comas y con los puntos seguidos, con la estrofa y con el puente. Trato de escribir sobre la melodía, con la partitura, lo cual le da a mis canciones una musicalidad especial. Todo esto lo aprendí en tertulias con autores mucho más viejos que yo, algunos de ellos autores de tango que me han llevado por el camino de hacer mucho entrenamiento en la manera de escribir clásica, el soneto, la décima, las cuartetas y eso da una práctica que después se ve, cuando a la hora de escribir se nota el ritmo, la musicalidad de la palabra.

HDB: ¿Cómo va su carrera solista?

AO: Grabé un disco, tuve un desencuentro con la compañía discográfica, el disco quedó planchado y estuve pasando un momento difícil pero como soy una persona muy popular en Argentina estoy desandando el camino hacia tener trabajo, yo ya no soy un niño y ya no sueño con una carrera estelar sino que mi máxima aspiración es dejar un legado, poder seguir escribiendo y estar al día en la comunión con los jóvenes músicos que me acompañan. No es el dinero lo que me motiva, si no hubiera seguido con Memphis. En este caso, resigné el dinero por ser libre y feliz.

HDB: ¿Sigue componiendo blues o se ha inclinado hacia otros géneros?

AO: El blues es el abuelo de todas las músicas, siempre se nota el blues en mis canciones. Mi primer disco solista tiene mucho de soul y de neo-swing, tiene un solo blues y la letra es muy irónica. No quise sufrir después de pasar un periodo bastante oscuro y de haber atravesado el infierno, salí con algunas quemaduras pero restablecido y feliz de estar vivo, de haber recuperado la mirada, los sentimientos. Todo esto me ha hecho bien y estoy tranquilo, estoy en una época de mucha serenidad. Es muy probable que el próximo disco, que voy a grabar en febrero, tenga mucho blues porque ya hice un disco bien arriba y ahora voy a contar las historias desde otro costado, más cargado a la realidad, sacándole una foto a la sociedad y mostrándola con absoluta crudeza.

HDB: ¿Se ha encontrado con los ex compañeros de Memphis, con los Viejos Lobos?

AO: La verdad que no, pero cuando empecé otros músicos del grupo tocaron conmigo en el disco pero con los llamados Viejos Lobos no me he vuelto a ver, no creo que sea el momento todavía. Como somos amigos desde hace tantos años, en algún momento todas las cosas se ponen en su lugar. Esto de la vida es como la geometría, cada cosa ocupa su lugar en el momento que debe ocuparlo. Te puedo contar que esta noche soñé con que me los encontraba.

HDB: Pero, ¿las puertas para una reunión de Memphis están abiertas?

AO: No porque eso sería dinero y a mi el dinero no es lo que me motiva, me estaría contradiciendo. Lo que estoy haciendo es buscando mi centro, mi equilibrio y lo que estoy haciendo me hace feliz, más allá de las contrariedades económicas que pueda tener, porque acostumbrado a vivir a un alto nivel de pronto ví que se me caían al suelo las cuentas y entonces a remarla como un jovenzuelo, no queda otra, para eso es macho uno.

HDB: ¿Cómo está el blues en Argentina?

AO: El blues en Argentina ocupa un espacio pequeño pero con muchos intérpretes, con mucha gente que lo ama. Se ha quedado como una música que de alguna forma nos pertenece, como la cumbia. Son músicas que dejan de pertenecer a una nación para ser música de muchos pueblos.

HDB: De los músicos nuevos, ¿cuál le ha llamado la atención?

AO: Los que tocan conmigo son fantásticos. Mucha gente de la escuela de Botafogo. Miguel ha hecho una gran docencia acá y su escuela de guitarristas saca muy buenos elementos. Hay una cantidad grande de armoniquistas y de bateristas. Es un semillero, si uno se pone a armar bandas con chicos jóvenes puede encontrar perlas.

HDB: Adrián, muchas gracias por permitir esta entrevista.

AO: Te voy a contar algo antes de terminar. He tenido la suerte de hacer una canción hace dos semanas para una película de Disney que se llama “La princesa y el sapo”. He tenido la suerte de cantar el tema de apertura, un tema de Dr. John. Esto para mi fue un trabajo fantástico porque no conocía la canción, no sabía qué iba a hacer. La prueba la hice con un blues valseado y terminé cantando la canción de la apertura y eso me pone muy contento.

HDB: Enhorabuena todos estos éxitos Adrián.

Diego Luis Martínez
Bogotá, 4 de diciembre de 2009

2 thoughts on “Moscato, pizza y Memphis

  1. hola! me parecio muy buena la nota a adrian otero y me gusto lo que dijo de que precisamente soño que se reencontraban .bueno yo y espero que el siga creyendo en los sueños .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s